Fases de aplicación del Código

2.1. Medidas previas a la ejecución hipotecaria: reestructuración de deudas hipotecarias

Los deudores que cumplan con las condiciones del número 1.1.1 podrán solicitar la reestructuración de la deuda para alcanzar la viabilidad a medio y largo plazo de la misma. El plan de reestructuración que elabore la Entidad constará de la aplicación conjunta de las siguientes medidas:

  • i) Carencia en la amortización de capital 5 años.
  • ii) Ampliación del plazo de amortización hasta 40 años a contar desde la concesión del préstamo.
  • iii) Reducción del tipo de interés a Euribor +0,25% durante el plazo de carencia.
  • iv) En todo caso, se inaplicarán con carácter indefinido las cláusulas limitativas de la bajada del tipo de interés previstas en los contratos de préstamo hipotecario.

En cualquier caso el deudor podrá presentar en todo momento a la entidad una propuesta de plan de reestructuración.

No podrán solicitar la reestructuración los deudores que se encuentren en un procedimiento de ejecución, una vez se haya producido el anuncio de subasta.

2.2. Medidas complementarias: quita

Si el plan de reestructuración previsto en el 2.1 resulta inviable -se entiende por tal, aquel que establezca una cuota hipotecaria mensual superior al 50% del conjunto de ingresos de la unidad familiar-, los deudores podrán solicitar una quita en el capital pendiente amortización siempre que cumplan con las condiciones previstas en los apartados 1.1.1 y 1.1.2. La entidad tendrá facultad para aceptar o rechazar dicha quita.

Además del deudor que haya solicitado el plan que haya resultado inviable podrán solicitar dicha quita:

  • (i) El deudor incurso en un procedimiento de ejecución hipotecaria en el que ya se ha producido el anuncio de subasta.
  • (ii) Los deudores que cumpliendo con las condiciones de los apartados 1.1.1 y 1.1.2 no pueden optar a la dación en pago por presentar la vivienda cargas posteriores a la hipoteca que se pretende extinguir.

2.3. Medidas sustitutivas de la ejecución hipotecaria: dación en pago

Los deudores para los que la reestructuración y las medidas complementarias en su caso, no resulten viables y cumplan con los requisitos de los apartados 1.1.1, 1.1.2 y 1.2.2, podrán solicitar la dación en pago de su vivienda habitual en el plazo de 12 meses desde la solicitud de la reestructuración. En estos casos, la Entidad estará obligada a aceptar la entrega del bien hipotecado a la propia entidad o a un tercero que ésta designe quedando definitivamente cancelada la deuda siempre que:

  • (i) El deudor no se encuentre incurso en un procedimiento de ejecución hipotecaria en el que ya se ha producido el anuncio de subasta; o
  • (ii) Que la vivienda no se encuentre gravada con cargas posteriores.

El deudor que lo solicite en el momento de la dación, podrá permanecer durante un plazo de dos años en la vivienda en concepto de arrendatario, pagando una renta anual del 3% del importe total de la deuda en el momento de la dación. El impago de la renta devengará un interés de demora del 10%.

2.4. Derecho de alquiler en caso de ejecución de la vivienda habitual:

El deudor hipotecario ejecutado cuyo lanzamiento haya sido suspendido de conformidad con lo dispuesto por el artículo 1.1 de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social , podrá solicitar y obtener del acreedor ejecutante de la vivienda, o persona que actúe por su cuenta, el alquiler de la misma por una renta anual máxima del 3 por cien de su valor al tiempo de la aprobación del remate, determinado según tasación, aportada por el ejecutado y certificada por un tasador homologado. Dicho arrendamiento tendrá duración anual, prorrogable a voluntad del arrendatario, hasta completar el plazo de cinco años, Por mutuo acuerdo entre el ejecutado y el adjudicatario podrá prorrogarse anualmente durante cinco años adicionales.