Finanzas responsables

El Banco de Crédito Cooperativo concibe las finanzas responsables como la traslación del concepto de creación de valor compartido y de ética empresarial al núcleo de su actividad: la gestión del riesgo y las finanzas. Las Finanzas Responsables, en cuanto segundo pilar del Sistema Ético, se apoyan en dos principios: el principio de prudencia y el de responsabilidad.

finanzas responsables

Prudencia: El Banco de Crédito Cooperativo pretende responder con responsabilidad, así como con una gestión fundamentada en la prudencia y orientada a garantizar la solvencia y la fortaleza del Grupo Cooperativo Cajamar. Este principio de prudencia se materializa en todas sus áreas de actuación y, en particular en:

  • Una gestión prudente y responsable del riesgo en sus cuatro fases: análisis, concesión, seguimiento y control.
  • El control del activo irregular.
  • El control de los márgenes de contratación.

Responsabilidad: Para el Banco de Crédito Cooperativo los ámbitos de aplicación de las Finanzas Responsables se circunscribirán a los siguientes ámbitos:

  • Gestión responsable del riesgo. Identificando, cuantificando y reduciendo los posibles riesgos de la actividad financiera desde una perspectiva de la gestión global del riesgo.
  • Proactividad en los ámbitos de cumplimiento normativo y aplicación de mecanismos de control, poniendo en marcha políticas, medidas e instrumentos tanto de carácter preventivo como de carácter paliativo.
  • Protección de los intereses de socios y clientes ante la complejidad de los productos financieros, garantizando que los productos y servicios financieros se adaptan a sus necesidades y al perfil del inversor.
  • La inversión socialmente responsable (vinculaciones no deseadas).