Acerca del Banco

El Banco de Crédito Cooperativo (BCC) fue constituido por 32 cajas rurales, siendo Cajamar su principal accionista:

  • Las 18 cajas rurales que integran actualmente el Grupo Cooperativo Cajamar: Cajamar, Caixa Rural Torrent, Caixa Rural de Vila-real, Caixaltea, Caixa Rural Burriana, Caixacallosa, Caixapetrer, Caixa Rural Nules, Caixa San Vicent de Vall d'Uixó, Caja Rural de Cheste, Caixalqueries, Caixa Rural d'Alginet, Caja Rural de Villar, Caixa Rural Vilavella, Caixaturís, Caixa Rural de Almenara, Caixa Rural Vilafamés y Caixa Rural Xilxes.
  • Y otras 13 cajas rurales de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña y Comunidad Valenciana que, no estando integradas en el Grupo Cooperativo Cajamar, son accionistas del BCC y reciben del mismo los servicios financieros que le demanden: las seis entidades del Grupo Solventia (Almendralejo, Utrera, Baena, Cañete de las Torres, Nueva Carteya y Adamuz), Caja Rural de Castilla-La Mancha, Caixa Guissona y las cajas rurales de La Vall d'Uixó, Almassora, Benicarló, Vinaròs y Les Coves de Vinroma.

El BCC desempeña la dirección del Grupo Cooperativo Cajamar, responsabilizándose de su funcionamiento, fijación de políticas comerciales, procedimientos y controles de riesgos, gestión de tesorería, así como de las emisiones de instrumentos financieros, el plan comercial y la elaboración de presupuestos. Para ello, el BCC elabora y presenta las cuentas anuales consolidadas, y asume los deberes que se derivan de las relaciones con los organismos supervisores y los mercados. Asimismo, vela por el cumplimiento y mejora de los estándares de gobierno corporativo del Grupo adecuándolas a las mejores prácticas.

El Banco de Crédito Cooperativo actúa en el mercado, junto a las cajas rurales del Grupo Cooperativo Cajamar, prestando servicio a más de 3,6 millones de clientes a través de 870 oficinas y 158 agencias, de las que un 30% se encuentran en municipios de menos de 5.000 habitantes, para lo que cuenta con 5.314 empleados y 115 agentes financieros. Además, sus canales de banca digital, banca electrónica y banca móvil y su red de 1.511 cajeros automáticos son utilizados por casi un millón de clientes para realizar directamente operaciones y obtener efectivo a cualquier hora del día. Cabe resaltar así mismo los 6 oficinas móviles -vehículos itinerantes- que proporcionan servicio financiero en el medio rural a poblaciones con menos de 1.500 habitantes, en su mayor parte personas mayores.