Cajamar activa la moratoria hipotecaria para clientes en situaciones vulnerables por el COVID-19

20 de marzo, 2020


La banca cooperativa Cajamar ha activado la moratoria hipotecaria para viviendas de residencia habitual dirigida a todos aquellos clientes que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica, conforme a lo establecido en el Real Decreto 8/2020 del pasado 17 de marzo, relativo a medidas urgentes extraordinarias del COVID-19.

La moratoria supone la suspensión de la deuda hipotecaria durante el plazo acordado, durante el cual Cajamar no cobrará el pago de las cuotas ni devengará intereses por ello.

En la normativa reguladora se establecen los supuestos de vulnerabilidad económica a los que se puede aplicar la moratoria, que son los siguientes:

  • Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o en caso de ser empresario o autónomo que sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas de al menos el 40 %.
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, con carácter general 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que podrá verse incrementado por hijos a su cargo y mayores de 65, entre otras circunstancias.
  • Que la cuota más los gastos y suministros básicos superen el 35 % de los ingresos netos que percibe el conjunto de la familia.
  • Que, como consecuencia de la emergencia sanitaria, la familia haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de acceso a la vivienda y el esfuerzo de la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por 1,3.

Las entidades del Grupo Cooperativo Cajamar recomiendan a sus clientes quedarse en casa y usar para sus consultas y transacciones canales remotos, ya sea banca electrónica, app o banca telefónica, puesto que a través de ellos pueden realizar casi la totalidad de sus gestiones, especialmente aquellas más comunes y recurrentes. No obstante, en cumplimiento del estado de alarma decretado por el Gobierno, mantiene en servicio sus oficinas y cajeros para atender los casos estrictamente necesarios, y ello con las medidas de seguridad establecidas para velar por la seguridad de sus empleados y clientes.