Grupo Cajamar obtiene un resultado neto de 17,26 millones, un 29,9 % menos tras reforzar el saneamiento

06 de mayo, 2020


La banca cooperativa Cajamar mejora los márgenes, reduce el activo irregular, mantiene su solvencia y refuerza el saneamiento ante la incertidumbre actual.

Desde el primer momento de la pandemia de coronavirus Cajamar ha puesto en marcha medidas económicas y sociales para ayudar a empresas, autónomos, familias y personas mayores a superar esta crisis.

  • Los recursos gestionados minoristas crecen un 7,6 % hasta los 36.142 millones de euros.
  • La inversión crediticia sana se incrementa un 2,2 %, con un crecimiento de 7,8 % del crédito a los sectores estratégicos -agroalimentario y empresas-, que ya supone el 45,6 % del crédito sano minorista.
  • La actividad comercial, dirigida a más de 3,4 millones de clientes, eleva su estrategia de digitalización con 842.000 clientes digitales -un 11 % más que en el mismo trimestre de 2019-, 585.000 usuarios de banca móvil -un 49 % más- y 294.000 clientes de la cuenta digital Wefferent -con un crecimiento interanual del 50 %-
  • La ratio de eficiencia recurrente mejora en 4 puntos porcentuales hasta situarse en un 56,34 %, por el crecimiento del margen bruto recurrente, que aumenta un 8 % interanual.
  • La buena gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción interanual del 19,9%, hace caer la tasa de morosidad en 1,49 puntos porcentuales hasta el 5,82 %. Por su parte, los activos adjudicados brutos continúan descendiendo, anotando una disminución del 5,7 % respecto al mismo trimestre del año anterior.
  • El coeficiente de solvencia se sitúaen el 14,40 %, con una alta calidad de los recursos propios computables, la ratio CET 1 phased in en el 12,75 %, y la fully loaded en el 12,16 %, cumpliendo holgadamente los requerimientos regulatorios, más aún tras las medidas establecidas por el BCE a raíz de la COVID-19.

Crecimiento del negocio

Los activos totales en balance registran un crecimiento interanual del 8,6% hasta los 48.183 millones de euros y el volumen total de negocio gestionado se sitúa en 80.422 millones de euros, un 5,4 % más.

El empuje de los recursos minoristas de balance, con un incremento del 8,4 %, favorece un crecimiento importante de los recursos gestionados de clientes hasta los 36.142 millones de euros, apoyado también por el buen comportamiento de los depósitos a la vista, un 14,5 % y de los recursos fuera de balance, con un 1,9 %.

El Grupo Cajamar continúa con un crecimiento equilibrado de su negocio, elevando la financiación a los sectores productivos y familias, con un crecimiento de la inversión crediticia sana del 2,2% interanual, hasta los 30.014 millones de euros, con un crecimiento de 7,8 % del crédito a los sectores estratégicos -agroalimentario y empresas-, que supone el 45,6 % del crédito sano minorista.

En el primer trimestre el Grupo Cajamar mejora sus cuotas de mercado en el sistema financiero español, tanto en inversión, con el 2,92 %, como en depósitos, con el 2,28 %, situándose como la decimoprimera entidad significativa española por volumen de negocio y la séptima por margen bruto.

Además, mantiene su posicionamiento como entidad referente para el sector agro, incrementando su cuota de mercado nacional hasta 15,08 %, gracias al conocimiento del sector y la cercanía de sus profesionales con todos los agentes de la cadena alimentaria, lo que le permite ofrecer un amplio paquete de productos especializados para el sector, así como servicios de alto valor, como son las actividades de transferencia de conocimiento que promueve y realiza para empresas, cooperativas y productores.

Oficina de Cajamar en Motril (Granada)

Impulsando la actividad comercial

La actividad comercial del Grupo Cooperativo Cajamar potencia su oferta deproductos y servicios de valor a los más de 3,4 millones de clientes del Grupo, de los que 1,5 millones están vinculados. Asimismo, siguió avanzando su estrategia de digitalización con 842.000 clientes digitales -un 11,1 % más que el año anterior-, 585.000 usuarios de banca móvil -un 49 % más- y 294.000 clientes de Wefferent -que prefieren realizar todas sus operaciones directamente en canales digitales-, con un crecimiento del 50 % respecto al mismo periodo de 2019.

Todo ello gracias al buen hacer de sus 5.450 profesionales, a través de sus 933 oficinas, 136 agencias, 1.552 cajeros y a sus canales de banca digital, app y banca móvil.

Resultados

Dada la incertidumbre actual derivada de la Covid-19, el Grupo ha optado por reforzar las coberturas de riesgo de crédito, lo que unido al descenso de los resultados extraordinarios por el efecto de la pandemia en los mercados financieros lleva a un resultado consolidado neto de17,26 millones de euros, un 29,9 % menor al obtenido en el mismo periodo del año anterior.

El margen de intereses se sitúa en niveles similares al mismo periodo del año anterior, a pesar de la persistencia del entorno de los tipos de interés. Así, el Grupo Cooperativo Cajamar anota un -0,3 % su margen de intereses, en base al crecimiento orgánico de los recursos minoristas de balance, un 8,4 % superior al año anterior, del peso de los depósitos a la vista sobre los depósitos de los clientes, un 79,5 %, y de la inversión crediticia sana, un 2,2 % más.

Por su parte la ratio de eficiencia recurrente mejora en 4 puntos porcentuales hasta situarse en un 56,34 %, por el crecimiento del margen bruto recurrente, que aumenta un 8 % interanual.

Sede de Cajamar Caja Rural

Gestión del riesgo

El Grupo Cajamar continúa saneando su balance, destinando parte de sus ingresos al saneamiento de pérdidas por deterioro de activos, fortaleciendo la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 49,80 %, 5,8 puntos más que en el mismo trimestre del año anterior, y la tasa de cobertura del activo irregular la eleva hasta el 52,02 %, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación, 3,37 p.p superior en variación interanual.

Asimismo, prosigue con la mejora de la gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción del 19,9 % respecto al mismo trimestre de 2019 –472 millones de euros menos-, siendo además de destacar una nueva caída de 1,49 puntos porcentuales en la tasa de morosidad, hasta el 5,82 %. Además, el volumen de los activos adjudicados brutos desciende de nuevo, anotando una disminución interanual del 5,7 %, al tiempo que la tasa de cobertura de los activos adjudicados se sitúa en el 53,42 %, incluyendo las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

Mejora la solvencia

El coeficiente de solvencia phased in se sitúa en el 14,40 %, con una alta calidad de los recursos propios computables. Asimismo, la ratio CET 1 phased in es el 12,75 %, y la fully loaded, del 12,16 %, superando aún más los niveles exigidos por el supervisor tras las nuevas medidas a raíz de la COVID-19, con un exceso en el cumplimiento de requerimientos phased in de 1.345 millones de CET 1, de 994 millones de T1 y de 914 millones en solvencia.

Cajamar mantiene un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de 6.404 millones de euros, una ratio de cobertura de liquidez (LCR) que se sitúa en el 242,21 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) en el 132,68 %, cumpliendo así los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea. Además, cuenta con vencimientos cubiertos durante los próximos años, libre acceso a los mercados y alta capacidad de generación de activos líquidos -posibilidad de disponer de 3.803 millones de financiación del BCE adicional, a través de TLTRO-3 -.

Apoyo a los colectivos afectados por la crisis de la COVID-19

La banca cooperativa Cajamar está desarrollando una gran actividad en la gestión de la crisis de la COVID-19, contribuyendo a financiar y proporcionar liquidez a empresas, pymes, autónomos y familias conforme a la misión, los principios y valores de las cooperativas de crédito integradas en su grupo financiero.

Así tras haber sido decretado el estado de alarma, y en consecuencia el confinamiento de la población, las restricciones de movimiento y la suspensión de actividades empresariales, comerciales y profesionales, el Grupo Cajamar implementó líneas especiales de préstamos personales para atender las necesidades de sus clientes al objeto de que pudiesen gestionar y garantizar el pago de facturas, salarios, necesidades de circulante u otras necesidades de liquidez, incluidas las derivadas de vencimientos de obligaciones tributarias o financieras, que cuentan con un año de carencia y un plazo amortización de hasta 5 años.

En la actualidad, está gestionando más de 30.000 moratorias y operaciones para las empresas, pymes y autónomos que han pedido acogerse a líneas financieras, tanto del ICO como las propias de la entidad, proporcionando de esta forma soluciones a quienes están pasando dificultades ante la paralización de la actividad productiva y comercial.

También ofrece ampliaciones para la devolución de préstamos a corto plazo y soluciones de financiación puente, personalización de tarifas por devolución de cheques y pagarés, eliminación y reducción de las comisiones de los TPVs y la ampliación de la financiación para exportaciones e importaciones, ente otras.

Además, Cajamar está ayudando a los colectivos profesionales y a las personas más vulnerables ante las consecuencias de esta crisis para que puedan hacerle frente lo mejor posible. En este sentido destaca la moratoria hipotecaria para particulares que está ofreciendo a las familias y profesionales con dificultades para pagar la hipoteca; el aplazamiento sin coste de las rentas de alquiler de activos adjudicados; el adelanto de las prestaciones por desempleo para que sus perceptores puedan disponer de ese ingreso con antelación, así como el anticipo, sin coste alguno, del desempleo a los clientes afectados por un ERTE durante los dos meses que habitualmente conlleva su tramitación. También está adelantando el cobro de las pensiones con el fin de contribuir, asimismo, a que las disposiciones de efectivo que sean necesarias se realicen de manera escalonada; y con el mismo fin se ha procedido a la emisión de tarjetas sin comisión; se ha abierto la posibilidad de disponer de dinero en cajeros ajenos a la red de Cajamar sin coste alguno, y se ha aumentado el límite de pago contactless de las tarjetas hasta 50 euros sin necesidad de introducir PIN, entre otras.

Además, las entidades del Grupo Cooperativo Cajamar han realizado un esfuerzo considerable para mantener abierta el 90 % de su red de oficinas y agencias, proporcionando así a la ciudadanía la prestación normalizada de un servicio esencial, básico, que le corresponde desempeñar, conforme al decreto del estado de alarma. Sobre todo, en aquellas pequeñas localidades en las que es la única entidad financiera que presta servicio.

No obstante, en todo momento, Grupo Cajamar recomienda a sus clientes que no acudan presencialmente a las oficinas y en su lugar se pongan en contacto por teléfono o a través de la web con su gestor de confianza. Para ello ha reforzado sus distintos canales digitales como la banca electrónica, la banca móvil y la banca telefónica. Concretamente, a través de la banca electrónica de Cajamar, los clientes pueden acceder al servicio ‘Mi gestor conecta’, donde pueden intercambiar información y documentación de forma segura e inmediata.

En cualquier caso, para aquellos clientes a los que sea necesario acudir a una sucursal, Cajamar ha implantado las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para salvaguardar la salud de sus clientes y profesionales. Y, antes de acudir a la oficina, aconseja que llamen por teléfono para concertar una cita previa que les evite colas y tiempos de espera, y facilite que puedan ser atendidos de la manera más ordenada y segura posible.

Además, las entidades del Grupo Cajamar han apoyado e impulsado distintas iniciativas sociales junto a otras instituciones y organizaciones como Cruz Rojapara la atención directa a colectivos en situación de vulnerabilidad frente al coronavirus; la Plataforma SICNOVA,a través del cual se han donado 105.000 viseras faciales al personal sanitario y asistencial, y ha colaborado en la confección y distribución de más de 3.000 batas impermeabilizantes semanales destinadas al personal sanitario.Además, la Estación Experimental Agroalimentaria de Las Palmerillas de Cajamar está distribuyendo a cinco comedores sociales y centros de acogida de Almería, El Ejido y Roquetas de Mar unos 1.000 kilos semanales de su producción de verduras y frutas, obtenidos de diferentes cultivos y plantaciones.

Durante el primer trimestre y previo al decreto del estado de alarma, el Grupo Cajamar continuó con la organización y el patrocinio de foros empresariales por toda la geografía española, contribuyendo al fomento del emprendimiento, las finanzas responsables, la educación financiera, diálogos para el desarrollo y otras actividades y eventos como su presencia en Fruit Logistica en Berlín, la Feria Internacional del Turismo (FITUR) en Madrid, sus programas Lidera Castilla y León, e Incyde School en Murcia, por destacar algunos.

Asimismo, el Grupo Cajamar continuó promoviendo la transferencia del conocimiento de las investigaciones, estudios y ensayos realizados en sus dos centros experimentales agroalimentarios, en Almería y Valencia, que fueron visitados por un total de 800 profesionales, y organizó 13actividades de transferencia de conocimiento, que contaron con la participación de 1.113 personas. En la actualidad está organizando cursos online para su comunidad ADN Agro.

Por último, editó nuevas publicaciones, como el “Barómetro ANICE-Cajamar de la industria cárnica española del 2º semestre de 2019 y previsiones del primer semestre de 2020”, “El regadío en el Mediterráneo español. Una aproximación multidimensional”, “Análisis sintético comparativo del sector agroalimentario 2019 en las distintas comunidades autónomas de España”, y diversas “Agronotas” o análisis de las principales variables económicas del sector agroalimentario.